Recaída como accidente laboral

Recaída como accidente laboral

Recaída como accidente laboral

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco reconoce en una sentencia como accidente de trabajo el período de baja que un trabajador subcontratado padeció entre el 28 de enero de 2014 y le 25 de noviembre de 2014 y obliga a Mutualia a hacerse cargo de la prestación. El trabajador desempeñaba su trabajo, manipulando objetos muy pesados (cajas llenas de carga), siendo sometido a sobreesfuerzos y posturas forzadas.

El trabajador sufrió un primer periodo de baja reconocido por Mutualia como accidente de trabajo entre el 8 y el 26 de noviembre de 2013, el empleado acudió a la mutua tras notar un intenso dolor en la mano, que tuvo como diagnóstico una tenosinovitis de mano y muñeca. A pesar de las quejas del trabajador se reincorporó al trabajo y el día 28 de enero de 2014 empezó un nuevo periodo de baja, esta vez Mutualia no lo reconoció como accidente de trabajo ya que, según la mutua, no existía un hecho traumático. El Instituto Nacional de la Seguridad Social consideró este nuevo periodo como contingencia común, tras las dos reclamaciones que interpuso ante este organismo.

Sin embargo el tribunal sí que reconoce el nuevo periodo de baja como accidente laboral, ya que, si bien no existe un hecho traumático, sí que es cierto que la recaída se produce a causa del accidente anterior y por lo tanto también es accidente. Para el tribunal resulta claro que es un accidente ya que no pasaron seis meses desde la baja anterior y la patología fue la misma.

Desde CCOO se denuncia que las mutuas vulneran los preceptos de la Ley General de la Seguridad Social constantemente, al exigir la existencia de hechos traumáticos para la consideración de accidente de trabajo, a pesar de que el texto legal establece diversas posibilidades, como es el agravamiento de una lesión, dolencias previas o recaídas de dolencias anteriores.

 

Deja un comentario