Reclamar al seguro los daños del temporal

Reclamar al seguro los daños del temporal

Reclamar al seguro los daños del temporal

Todoaccidente ha querido dedicar toda esta semana a repasar con sus lectores cómo actuar en caso de haber sufrido un accidente o algún tipo de pérdida o desperfecto en su vivienda a causa del temporal que sufrimos durante el fin de semana pasado en la península. Ayer, sin ir más lejos, hablamos sobre cómo actuar para reclamar al seguro los desperfectos causados por el temporal.

Tal y como dijimos es el Consorcio de Compensación de Seguros es el que se encarga, en última instancia, de los desperfectos y daños causados por el temporal, siempre y cuando tengamos contratado un seguro del hogar o de vida. Todas aquellas personas afectadas por el temporal pueden reclamar al Consorcio cualquier daño ocasionado en el continente y el contenido, siempre y cuando tengan contratado un seguro del hogar.

Cuando la vivienda y los bienes conservados en ella sufren daños a causa de una tormenta o un temporal, estos se consideran como «riesgos extraordinarios» y se deberá reclamar a la compañía de seguros, aunque este tipo de daños están excluidos de todas las pólizas de seguros, es decir, la compañía de seguros privada no los cubre.

Es por eso mismo que, para recibir la indemnización correspondiente por los daños causados por un temporal, debemos reclamar a la compañía primero, quien nos dirigirá al Consorcio de Compensación de Seguros. Es importante que nos dirijamos en primer lugar a la compañía ya que, de no tener contratado un seguro privado, no podremos beneficiarnos de la indemnización, ni reclamar al Consorcio de Compensación.

Reclamar riesgos extraordinarios

Por riesgos extraordinarios, se entienden todos aquellos fenómenos naturales poco habituales y con fuerza suficiente como para causar daños. Estamos hablando, por ejemplo de: terremotos, inundaciones, erupciones volcánicas o tempestades ciclónicas extraordinarias y caídas de meteoritos.

Para reclamar y recibir la indemnización es necesario que la persona perjudicada tenga una póliza de seguros contratada que cubra los desperfectos y daños ocasionados por el temporal y que, por supuesto se encuentre al corriente con los pagos a dicha compañía.

Deja un comentario