Seguro obligatorio de responsabilidad civil del automóvil

Seguro obligatorio de responsabilidad civil del automóvil

Seguro obligatorio de responsabilidad civil del automóvil

El Tribunal Supremos dicta una sentencia por la infracción del artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro,  por la improcedencia en la no imposición de los intereses moratorios previstos en el precepto legal discutido. El juez considera que tras  realizarse la primera consignación de la indemnización de, ésta no debe producir efectos liberatorios, ya que la suma resultaba insuficiente, el afectado no recibió cantidad alguna hasta muchos meses después, una vez iniciado el pleito civil se concreto otra suma de dinero, aunque fuera de plazo, que el afectado en ningún caso renunció al cobro de los intereses al contrario de lo que señala la compañía denunciada y que la diferencia entre la cantidad reclamada y la reconocida no son elementos suficientes para justificar la conducta de la compañía de seguros.

El art. 20 de la LCS recoge diez reglas que configuran la indemnización por mora a cargo del asegurador en el cumplimiento de su prestación, esto es, en pagar al asegurado lo que corresponda según el contrato de seguro contratado. En el apartado sobre seguro obligatorio de responsabilidad civil, se reconocen una serie de particularidades como la posibilidad de que la compañía de seguros pudiera exonerarse del recargo por mora pagando la indemnización en un plazo de tres meses. Por eso, desde el momento en que se fija una indemnización, comienza el devengo de intereses.

Los afectados, recurriendo la sentencia en base a la no adecuación de las indemnizaciones recibidas, no han respetado la jurisprudencia activa. Afirman que la consignación de hizo a favor de uno solo de los afectados, cuando la sentencia anterior exigía que se realizase a nombre de todos, en segundo se silencia su declaración judicial de suficiencia, la parte recurrente, además, formula sus propias conclusiones sobre cómo interpretar la declaración contenida en los recibos justificativos del cobro de la indemnización.

Por todos estos hechos el Alto Tribunal entiende que la aseguradora actuó con arreglo a las exigencias impuestas por la regulación singular de la mora en el pago de las indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico.

Deja un comentario