Los seguros pagan las negligencias de las clínicas dentales

Los seguros pagan las negligencias de las clínicas dentales

Los seguros pagan las negligencias de las clínicas dentales

La compañía de seguros Zurich ha sido condenada a pagar una indemnización de más de 30.000 euros por las negligencias de uno de los odontólogos de la clínica Unidental. En la sentencia se señala una falta de intervención, pericia y diligencia, que tuvieron como consecuencia un resultado defectuoso y una infracción del tratamiento.

Lejos de ser un hecho aislado, muchas clínicas dentales y sus aseguradoras están siendo condenadas por los juzgados españoles al pago de indemnizaciones por este tipo de negligencias en los tratamientos.

En el caso que nos ocupa, el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Barcelona condena a Zurich al pago de una indemnización de 30.400€ como compañía aseguradora de un odontólogo de la cadena Unidental, culpable de una negligencia médica que causó daños físicos y morales a un paciente.

El caso juzgado es el de un paciente que acudió a la clínica para realizarse una rehabilitación completa de la boca. Se le practicaron extracciones, elevación del seno maxilar, implantes, coronas, puentes, limpieza y una reconstrucción estética total. Una vez terminadas las intervenciones se observaron desprendimientos, infección y pérdida de piezas dentales.

El paciente se intervino de nuevo en diversas ocasiones, recolocándose las piezas perdidas varias veces. Tras varios fracasos decidió abandonar el tratamiento y demandar a la clínica.

Acudió a otro centro médico en el que se le informó de que el estado de su boca era peor que antes de la intervención, con pérdida de piezas, huesos, encías y alineación de los dientes.

Los odontólogos de la nueva clínica constataron que no se esperó al correcto cicatrizado de las extracciones antes de proceder a la colocación de los implantes, algo que va en contra del tratamiento establecido, ya que, antes de colocar los implantes el tejido debe cicatrizar para evitar la acumulación de bacterias en la zona.

El caso se agrava a causa de la reacción afectivo-depresiva que sufrió el paciente, motivada por los continuos tratamientos a los que fue sometido.

Deja un comentario