Si sufres un robo volviendo del trabajo a casa, puede ser considerado accidente laboral

Si sufres un robo volviendo del trabajo a casa, puede ser considerado accidente laboral

Si sufres un robo volviendo del trabajo a casa, puede ser considerado accidente laboral

Al menos, esto es lo que indican diferentes sentencias en tribunales en los últimos tiempos. Casos que podrían sentar las bases y las líneas a seguir en este caso de accidentes. Sin embargo, no todos valen y hay que tener en cuenta las peculiaridades de estos robos. Os los contamos a continuación.

Si al terminar tu jornada laboral, te dispones a volver a casa y sufres un robo, este podría ser considerado incluso accidente laboral pese a no hallarte en el entorno laboral propiamente dicho. Lo aseguran unas últimas sentencias que pueden sentar las líneas a seguir en este tipo de accidentes.

Sin embargo hay un artículo, el 115.2 de la Ley General de la Seguridad Social, que ya contempla esta casuística sobre los accidentes que sufren los empleados al ir o volver de la oficina o del lugar de trabajo, dentro del ámbito que aglutinan los diferentes accidentes de trabajo.

Un último caso lo podemos encontrar en una sentencia del Tribunal Supremo que ha considerado accidente in itinere el robo con violencia sufrido por una trabajadora en el trayecto del trabajo a su casa. Una empleada de un estanco que, al cerrar el local a última hora de la tarde, fue víctima de un robo. Un hecho que le provocó una incapacidad temporal por trastorno adaptativo.

Y como ocurre en muchos casos, la interpretación de la ley y los hechos cambia cuando otros organismos evalúan el caso para decidir los robos yendo al trabajo como accidente de trabajo. El juzgado de lo social y el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, negaron la posibilidad de considerarlo accidente de trabajo ya que consideraron que el robo no se produjo con intención de sustraerle la recaudación de la caja del estanco.

La amplia casuística y los matices de los diferentes casos, algo asumido plenamente en cualquier proceso legal, dictaminan o no si se trata de un accidente de trabajo el sufrir un robo de camino al trabajo. Pero, ¿qué preceptos hay que tener en cuenta para considerarlo como tal? ¿qué tienen en cuenta los tribunales? Hay varios motivos, como por ejemplo que el hecho tenga una incidencia directa en la cuantía de la prestación o el subsidio a que tenga derecho el empleado.

Para que el robo en el camino al trabajo sea considerado accidente laboral, también el domicilio de la víctima/ trabajador debe ser el habitual, que a donde se dirija o desde donde parta sea su casa y el lugar de trabajo, el punto de destino o de partida. Se tiene en cuenta también que el medio de transporte utilizado para desplazarse deba ser el transporte normal, o lo que es lo mismo uno que no aumente innecesariamente el riesgo durante el desplazamiento. Además de que sea un trayecto adecuado (que no tiene por qué ser siempre el mismo ni tampoco el más corto), en este caso se valorará el contexto del camino seguido.

Y, por último, que el tiempo invertido en el desplazamiento sea el normal, sin interrupciones injustificadas que puedan generar puntos de vistas contradictorias en relación con dicha duración y el motivo de la interrupción y el robo.

Deja un comentario