Todo lo que necesitas saber sobre la incapacidad

Todo lo que necesitas saber sobre la incapacidad

Todo lo que necesitas saber sobre la incapacidad

¿Sabrías distinguir entre incapacidad y minusvalía? ¿Sabes qué diferencias hay entre autónomos y trabajadores por cuenta ajena? ¿Tienes idea de cómo se calcula la base reguladora? ¿Y la duración máxima de una baja laboral?

Si la repuesta a estas preguntas es “no”, no te preocupes, nosotros te ayudamos. Todas estas preguntas son claves para hablar sobre la incapacidad laboral. Hoy en Todoaccidente queremos explicarte todo lo que tienes que saber sobre la incapacidad.

Incapacidad laboral

Todos hemos estado de baja laboral, bien por enfermedad, bien por accidente. Por norma general serán unos pocos días, aunque en algunos casos se puede alargar, esto supondrá un perjuicio para el trabajador y para la empresa.

Según la ley actual la incapacidad temporal (la baja laboral) máxima es de 12 meses. Aunque existe una prórroga de 6 meses. Si el caso es grave o particularmente complejo existe la “demora de calificación” que concede una prórroga de otros 12 meses, en total 30 meses.

La baja es un derecho básico para todos los trabajadores. Este derecho conlleva ciertas obligaciones, como la de acudir a las citas impuestas por el médico. Si no acudimos nos pueden eliminar la prestación.

Autónomos y trabajadores por cuenta ajena

Cuando una baja laboral se alarga, esta puede convertirse en una incapacidad con una pensión. Sin embargo, estos casos hay que estudiarlos uno por uno.

En el caso de los autónomos, por ejemplo, no existe la incapacidad laboral parcial. Que sería cuando se puede ejercer el mismo trabajo, aunque con dolencias que impiden desarrollar ciertas tareas.

En este punto no existen más excepciones pues el autónomo puede acceder a las pensiones por incapacidad absoluta y gran invalidez. Exactamente igual que un trabajador por cuenta ajena.

Minusvalía o incapacidad

La incapacidad permanente es el derecho a recibir una prestación del INSS. La minusvalía está relacionada con porcentajes de discapacidad física o psíquica que, de reconocerse, nos ofrece múltiples ventajas sociales, fiscales y de contratación.

Las minusvalías son consideradas por el gobierno de cada comunidad y no por el INSS. En cualquier caso, una resolución negativa debería recurrirse judicialmente.

Existen tres grados de minusvalía distintos:

  • Del 33% al 64%
  • Entre el 65% y el 74%
  • A partir del 75%

Cada grado tiene sus peculiaridades. Sin embargo, la esencia es ofrecer protección e integración social según las necesidades de cada persona.

La incapacidad permanente se reduce solo al ámbito laboral.

Calcular la base de regulación

Según el grado de incapacidad de que se acredite, al prestación puede llegar a ser del 100% de la base reguladora.

En casos de Gran Invalidez, la prestación superará el 100%, ya que habrá que sumar un complemento por tercera persona (que se quedará al cuidado).

En general, la Base Reguladora se calcula en base a lo establecido en el art. 140 de la Ley General de la Seguridad Social. Se calcula dividiendo entre 112 el cociente resultante de las últimas 96 mensualidades cobradas.

Por ejemplo:

1200×96= 115.200/112= 1.028,57

El tiempo de cotización necesario para cobrar la prestación suele ser motivo de disputa. La ley lo explica de forma muy complicada, lo que lleva a equivocaciones. Lo más sencillo es restar 20 años a nuestra edad y dividir ese resultado entre 4.

Por ejemplo, una persona de 40 años que quiere acceder a una prestación deberá haber cotizado durante 5 años.

40-20=20 20/4=5

Si tienes alguna pregunta sobre la incapacidad o las minusvalías no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Deja tu comentario o cuéntanos tu caso a través de nuestro formulario de contacto, uno de nuestros abogados se pondrá en contacto contigo para asesorarte y responder a todas tus preguntas. Si lo prefieres puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al número de teléfono 628 930 549 o 629 879 429.

Deja un comentario