Trabajadores absueltos del atropello de dos empleados

Trabajadores absueltos del atropello de dos empleados

Trabajadores absueltos del atropello de dos empleados

El juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha absuelto de un delito contra la seguridad de los trabajadores a varios empleados de la empresa en la que trabajaban dos operarios que fallecieron atropellados en 2012 en la autovía de Jaca, a la altura del término de Urral Alto. En el accidente también murió el conductor del otro vehículo implicado, un joven de 26 años.

Las dos personas que fallecieron en el atropello eran trabajadores de la empresa Geea Geólogos, dos varones de 23 y 24 años. Trabajaban subcontratados por la empresa concesionaria de la Autovía del Pirineo, y que, en el momento del atropello, realizaban ensayos de permeabilidad del drenaje del firme del carril, tareas que estaban convenientemente señalizadas. El accidente ocurrió sobre las 11 de la mañana por lo que no había problemas de visibilidad.

Según el fallo de la sentencia, los fallecidos no estaban desempeñando las funciones para las que habían sido contratados, tampoco el departamento de Prevención de Riesgos de la compañía actuaba en ese momento. «Existe una confluencia de actuaciones y responsabilidades patentes», señala el juez en su sentencia, en la que además explica que uno de los operarios fallecido era el recurso preventivo designado para la ejecución de esos trabajo.

La sentencia señala que el accidente se produjo tras el atropello por parte de un usuario de la vía ajeno a las empresas implicadas en la construcción de la autovía, que todas las partes coinciden en señalar que circulaba a una velocidad inadecuada. El conductor del coche causante del atropello también falleció en el siniestro. Por eso el juez señaló que a la empresa no se le imputar el fallecimiento de los trabajadores, sino la exposición de los mismos al peligro.

El juez también señala que las subcontrataciones limitan el margen de maniobra de los empresarios. En los trabajos realizados por los fallecidos sí se preveía el riesgo de atropello, aunque no se ha podido probar la responsabilidad del resto de operarios ya que los trabajos estaban bien señalizados.

Deja un comentario