Tres accidentes de tráfico relacionados con el alcohol

Tres accidentes de tráfico relacionados con el alcohol

Tres accidentes de tráfico relacionados con el alcohol

La madrugada del pasado sábado 16 de enero de 2016 se registraron el La Coruña tres accidentes de tráfico en distintas calles de la ciudad. Por suerte en ninguno de los accidentes tuvo que lamentarse daños personales. La peor parte de la noticia es que, en los tres accidentes de tráfico, los policías que los atendieron pudieron demostrar que todos los conductores circulaban bajo los efectos del alcohol.

El primero de los accidentes de tráfico tuvo lugar sobre las 23:30 cuando el conductor de un turismo (un Audi A3) perdió el control del vehículo y se estrelló contra otros turismos que estaban aparcados. Hasta el lugar del accidente se desplazaron efectivos de la Policía Local de La Coruña y, tras atender a los ocupantes del vehículo, procedieron a realizar las pruebas de alcoholemia pertinentes. Los resultados de las pruebas fueron más que evidentes ya que el conductor quintuplicaba el mínimo permitido en el momento de realizar la prueba.

Sobre las 3 de la madrugada los agentes de la Policía Local tuvieron que acudir a otra llamada y atender otro accidente de tráfico, esta vez en una glorieta de la ciudad. En este caso el conductor también había perdido el control de su turismo, chocando contra un obstáculo fijo y volcando el coche. Hasta el lugar del accidente se desplazaron varias patrullas de la Policía Local, además de los servicios de emergencias. Tras atender al conductor se le practicó le test de alcoholemia y el resultado fue cuatro veces superior al mínimo permitido.

Sobre las cinco de la madrugada tuvo lugar otro accidente de tráfico. Frente a la avenida Finisterre, el conductor chocó contra otro obstáculo fijo (una mediana) y perdió el control de su automóvil, según fuentes policiales. En esta ocasión el conductor se ausentó del lugar del accidente, aunque pudo ser localizado por la policía, al joven se le realizó la prueba de alcoholemia y también cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida.

Deja un comentario