Un guardia civil denuncia el mal estado de los vehículos oficiales

Un guardia civil denuncia el mal estado de los vehículos oficiales

Un guardia civil denuncia el mal estado de los vehículos oficiales

Un vehículo oficial de la Guardia Civil, acabado de salir del taller concertado con el que trabaja la unidad, sufrió un accidente en mitad de la carretera que pudo haber costado la vida a los agentes que lo conducían en aquel momento.

No era la primera vez que un vehículo salido de este taller tenía un accidente a los pocos días. Por ello uno de los guardias que viajaban en el vehículo, prepararó un dossier y envió un escrito a la Comandancia, en el que, se explicaba cómo “de forma continuada se detectaban anomalías en las reparaciones de vehículos que se realizaban en ese taller”. La denuncia apunta a que el taller es propiedad de un agente de la GC retirado.

La reacción de la dirección de la Guardia Civil al recibir el escrito ha sido abrir un expediente para sancionar al Cabo 1º por protestar “saltándose el conducto reglamentario”. En la UGC aseguran que lo cierto es que ya se habían realizado varios informes previos quejándose de los problemas de los vehículos que salen de dicho taller.

Lo que denuncian los agentes es que éste no es un caso esporádico, sino que “en realidad pone de manifiesto una forma de comportamiento habitual. Cuando lo lógico sería que los vehículos se llevaran a los talleres concesionarios de las marcas”. También se quejan de que la flota de vehículos está muy envejecida. Los agentes ironizan sobre la campaña lanzada por María Seguí, la Directora General de Tráfico, que ha dado órdenes concretas de que se lleve a cabo una campaña de control de vehículos viejos, principales causantes de los accidentes, ya que al mismo tiempo que nos dicen que hagamos eso, más de un 40% de los vehículos que usamos nosotros, tienen más de 10 años o más de 300.000 kilómetros.

El cabo que remitió el informe y la denuncia recibió amenazas e incluso, un grupo de investigaciones internas, le acusó de estar fingiendo las molestias tras le accidente.

Deja un comentario